Concluye la primera fase del Plan Parcial de Ahorro Energético para Valle de Guerra

La Concejalía de Servicios Municipales de La Laguna del Ayuntamiento de La Laguna ha concluido la primera fase del Plan Parcial de Ahorro Energético para Valle de Guerra, cuya inversión ha ascendido a poco más de 40.000 euros.
 

En esta primera tanda de trabajos, los operarios de la empresa adjudicataria del mantenimiento del alumbrado público municipal, Effico, llevaron a cabo la ampliación de alumbrado exterior en el camino Ánimas Lomarque, con la colocación de trece puntos de luz; y la instalación de un nuevo punto de luz y la sustitución de dos poco eficientes en el camino El Horno.
 
Asimismo, se dotó de iluminación pública a las calles Paraíso y El Tomadero, en el Consumo, con la instalación de trece y ocho puntos de luz eficientes, respectivamente, ya que el servicio de alumbrado exterior era inexistente en estas vías.
 
“Esta actuación se deriva del Plan Parcial de Ahorro Energético de Valle de Guerra, que ha facilitado la consecución de unas demandas vecinales que en algunos casos ha supuesto décadas de espera”, ha explicado el primer teniente de alcalde, Javier Abreu.
 
Las luminarias instaladas, además de ser eficientes y respetuosas con el medio ambiente, cumplen en su totalidad las directrices de la Ley del Cielo que se aplica en Canarias. Todas son de vapor de sodio de alta presión, de 70 vatios.
 
Además del edil de Servicios Municipales, Javier Abreu, en el acto de inauguración del alumbrado de estas calles estuvieron presentes los representantes de la Asociación de Vecinos ‘Consu’ e Idafe de Valle de Guerra, así como el gerente de Effico en Tenerife, Carlos Tabares.
 
Actuaciones
 
Con anterioridad se había habilitado el alumbrado del Camino El Mato y se había realizado una obra de ampliación y adecuación de potencia del Camino Parrado, también en El Consumo.
 
La segunda fase del proyecto de renovación del alumbrado público de Valle de Guerra incluirá obras en el Camino El Pino, en su transversal con El Moral; la instalación de su homónimo en su transversal con Ánimas Lomarque; y la ampliación y adecuación de la potencia en la calle Servando Rivero Melián y el Camino Puerto Escondido.
 
En total, todo el proyecto de renovación del alumbrado en este núcleo costero alcanzará un coste de 85.000 euros.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *